Tempranillo

              La uva tempranillo es una variedad de “vitis vinífera” originaria de España en concreto, se considera originaria de La Rioja, donde ocupa más del 75% de la superficie de cultivo. Su cultivo en España es el más importante entre las uvas tintas, suponiendo más del 60% del total nacional. Es variedad autorizada en 28 denominaciones de origen distintas y en 12 de las cuales está entre las preferentes. Es con mucha diferencia la variedad de uva producida en Rioja, Ribera del Duero, Toro, La Mancha….

          Su origen parece haberse producido medinte una hibridación espontanea sucedida en el último milenio de las uvas Albillo mayor (turruntes en Rioja) y Benedicto (uva actualmente casi desaparecida). Aunque se consideraba una mutación de la Pinot noir, los últimos estudios genéticos descartan esta hipótesis.

         Su nombre es diminutivo de temprano y es como consecuencia de madurar con alguna antelación a otras uvas de las que se cultivan en España. La uva fue llevada a América por los colonizadores españoles del siglo XVII, donde ha mantenido ampliamente su identidad genética y aún se parece mucho a sus antepasados españoles. Actualmente es un poco diferente la uva española de la existente en Hispanoamérica, como consecuencia de la epidemia de filoxera y los distintos portainjertos que hubo que utilizar en la península.

             La uva se cultiva también fuera de España, son frecuentes sus cultivos en Portugal, Francia, Argentina, Chile, Perú, California, Australia…

            Se conoce con otros muchos nombres, entre los que podemos destacar Cencibel (La Mancha),la Tinta del país o Tinta fina (Ribera del Duero), Tinta de Toro (Toro), Ull de llebre (Cataluña), Arauxo (Galicia), Tinta Roriz (Portugal).

           Es capaz de producir vinos con largo envejecimiento, equilibrados en alcohol, color y acidez, da vinos en los que destaca sobre todo la fruta y son suaves al paladar, siendo aterciopelado cuando envejece.

            Es una uva poco resistente a la sequía y a temperaturas altas, por lo que el madurar de forma temprana la viene muy bien para su desarrollo. Es muy sensible a plagas y enfermedades.

              La tempranilla es una uva tinta de  piel gruesa, se da mejor en altitudes relativamente altas, pero puede también tolerar climas mucho más templados. Son uvas que para obtener elegancia y acidez, necesitas un clima fresco. Sin embargo, para conseguir altos niveles de azúcar y color intenso se necesita calor. Este contrapunto de climas se da a la perfección en la Ribera del Duero. Por el contrario en La Rioja, la menor altitud hace que tenga un clima menos fresco y la acidez disminuya, por eso en esta denominación se suele mezclar con uvas más ácidas.

           Las bayas son esféricas, de color negro púrpura con una pulpa incolora. Los vinos tienen color rojo rubí, con aromas de bayas, ciruelo, tabaco, vainilla, cuero y hierba.

           Los vinos se toman jóvenes o con crianza y tanto monovarietales como en coupage, con frecuencia se encuentran unidos en mayor o menor proporción con garnacha, mazuela, graciano, merlot y cabernet sauvignon. En Rioja se suele mezclar esta uva con mazuela lográndose un vino más brillante y ácido. En Ribera se esta empezando a mezclar con mucha frecuencia con cabernet sauvignon, siendo muy apreciada esta mezcla en Francia.

Fuente: Wikipedia , Magrama y Riojawine.com