Monastrell

       

            Es una de las uvas tintas más importantes de España y la segunda en cultivo después de la sempiterna Tempranillo. Su origen se supone sea español, aunque es difícil de asegurar, es una uva muy aclimatada a la costa Mediterránea, probablemente se introdujo en Cataluña por los Fenicios en el siglo VI antes de Cristo, se la conoce internacionalmente por su nombre francés Mourvedre, (antiguo nombre de Sagunto), otros nombres que recibe la uva son: Mataró, Esparte, Estrangle-chien(estrangula perros), Vermeta, Morastell, Morrastrell, Balzac, Alcayata, Espar, Gurrut, Mourvedre, Murviedro, Nigeria y otras.

              La uva necesita un clima cálido para madurar, pues es bastante tardía, por tanto su zona predominante es la Sur y este del país en la que tiene clara influencia el clima Mediterráneo, su zona de cultivo es pues principalmente la Comunidad Valenciana y Murcia. Fuera de España se cultiva también en la Provenza francesa, Australia y California.

              La uva es de rotación tardía, por lo que las posibles heladas de primavera apenas la hacen sufrir, es bastante fértil y no precisa de poda amplia. Sensible al Mildiu y al Oidio, pero muy resistente a la Excoriaosis, la podredumbre gris y la polilla debido al espesor de su piel. Su resistencia a la filoxera la hizo proliferar de gran manera, en las épocas de epidemia. Es sensible a la sequía.

              La monastrell se caracteriza por tener racimos compactos, granos pequeños y un hollejo grueso. Como consecuencia, tiene una apreciable cantidad de taninos, en años muy calurosos es capaz de dar vinos de alta graduación. Suele dar sabores silvestres, a madera y con ligero toque de zarzamora.

             La intensidad del color es elevada de tono rojo púrpura intenso, tiene buen equilibrio entre alcohol y acidez, sus taninos son dulcificados y tiene un fácil tratamiento con la madera. La producción suele ser baja pero es consecuencia de los lugares de cultivo donde se cría. Da vinos muy expresivos en nariz y en boca y de gran estructura. Sus mejores caldos son en vinos de alta graduación, donde se expresa mucho mejor. Sirve también para vinos de maceración carbónica y puede venir como mono-varietal o con otras variedades como Syrah, Cabernet Sauvignon, Merlot o Garnacha.

             De esta uva se obtenía uno de los vinos tradicionalmente importantes como es el Foundillon (generoso) que era un vino considerado de Reyes con una larguísima crianza.