Fondillón

        El Fondillón es uno de los cinco vinos con nombre propio en el Mundo y fue el primero en poseerlo. Además del fondillón, otros de estos vinos son: Jerez, Champagne y Oporto.

        El Fondillón es un vino dulce añejo, se obtenía exclusivamente en la Huerta de Alicante, actualmente se ha derivado su producción al Alto y Medio Vinalopó. Tradicionalmente se le conocía como Alicante y esta documentada su existencia desde el siglo XV o XVI. Ha sido el primer vino en dar la vuelta al Mundo (lo llevo Magallanes en su vuelta al Mundo)

         La palabra Fondillón viene de fondo y hace referencia a la forma de su crianza. En los barriles se iban acumulando lías de una cosecha a otra, (no es el sistema de criaderas y soleras aunque si es muy parecido), la práctica existente era que el barril una vez vacío, se volvía a llenar, manteniendo las lías existentes en el fondo, por esta causa cuando mas tiempo tenga el barril, más lías tendrá. Al mantenerse el fondo las añadas posteriores, los vinos de añadas posteriores tendrán siempre aromas y texturas parecidos a las previas. Realmente el barril no se llega a vaciar, se saca una parte de el y se rellena con nuevo vino.

           El culpable del origen del fondillón es el sistema de arrendamiento existente en la antigüedad en la zona conocido como enfiteusis, consistía en que mientras el viñedo estuviese en producción, el arrendatario podia disfrutar de el, por esta causa las viñas viejas, a pesar de producir muy poco vino, nunca se arrancaban. El agricultor plantaba nuevas viñas y recolectaba con cuadrillas estas nuevas viñas, las viejas se recolectaban una vez acabada la cosecha y las recogían los propios agricultores, pues sería muy caro cosecharlas con temporeros. Las uvas así recogidas estaban prácticamente pasificadas, pero por contra, tenían una gran calidad. Estas uvas las ponían a solear sobre las terrazas de la bodega sobre cañizos o mimbres, para quitarlas todo el agua que pudieran tener. Estas uvas se arrancaban del raspón, en ocasiones de una en una, (para quitar las uvas estropeadas) y con estas uvas con altísimo contenido en azúcar se hacía el vino. La fermentación era lentísima y se prolongaba muchísimo, llegando incluso hasta la primavera. Los vinos obtenidos, a veces de casi 20 grados de alcohol no eran vinos fortificados, el alto contenido alcohólico, era solo consecuencia del gran contenido de azucares que tenía la uva. Estos vinos se utilizaban para llenar los fudres (barriles de 500 a 1000 litros o incluso mayores) que tenían las lías de añadas anteriores acumuladas en el fondo como ya se han explicado antes y permanecían allí por lo menos 10 años.

           La decadencia de este vino llego con la filoxera que prácticamente acabó con todas las viñas de la zona, estando a punto de hacer desaparecer este tipo de vino. Su vuelta a resurgir se produjo en la década de los 40, en la que se encontró unos fudres conteniendo vino de este tipo de finales del siglo XIX, siendo estos los orígenes de la producción de nuevos fondillones. Actualmente hay varias bodegas que elaboran este tipo de vinos.

         La uva utilizada actualmente es la Monastrell, aunque anteriormente en ocasiones, también se añadía una pequeña proporción de Garnacha.

Características:

        El vino tiene un color violáceo en su juventud, que pasa al ámbar con el tiempo y toma tonos teja en ocasiones. Los fondillón son vinos que van de ligeramente dulces a dulces, con una graduación alcohólica importante de 16 grados a 18 o incluso más.

Maridaje:

       Tradicionalmente se tomaba con pastas y bizcochos, pero por sus características es muy recomendable para tomar con frutos secos, quesos cremosos, chocolate y en general con cualquier alimento con sabores marcados.

Fuente: Wikipedia , Alicante vino, Ruta del vino de Alicante