Caiño longo

       Es una de las variedades tintas autóctonas más típicas de Galicia y la segunda en producción en Ribeiro. Se caracteriza por su gran potencial aromático y no suele utilizarse como monovarietal pero es muy común como complementaria, aportando a los vinos complejidad e intensidad aromática.

Agronómicamente es una variedad productiva de porte horizontal, resistente a la sequía y que se adapta bien a terrenos poco fértiles, aunque con importantes necesidades de potasio. Su época de desborre es precoz y la época de maduración es media – tardía, resultando un ciclo algo largo. Admite podas cortas y necesita buena insolación pero no directa al racimo ya que es sensible al golpe de sol. Es medianamente sensible al Oídio, a la Botrytis y a la Excoriosis.

Características

Racimo De tamaño pequeño y medianamente compacto, la longitud del pedículo es corta

Baya de tamaño medio a pequeño y uniforme, el color de su piel es negra azulada y forma circular, se separa difícilmente del pedicelo. La piel es gruesa, la pulpa está muy débilmente pigmentada y es blanda y muy jugosa, sin sabores particulares y con pepitas

Sarmiento: De color marrón oscuro y superficie lisa estriada

Sus vinos La maduración puede rondar los 12 % vol. conservando una buena acidez entorno a 6 g/l expresada en ácido tartárico, resultando vinos alegres que se expresan muy aromáticos, frescos y de estructura media. Su utilización normalmente es como complementaria mezclándose con otras variedades de mayor estructura, si bien las elaboraciones monovarietales o como uva base no siendo aptos para crianzas, proporciona vinos jóvenes muy interesantes con aromas intensos afrutados y florales, de paso amable y fresco.

Maridaje: carnes blancas, jamón, aves, pescados azules…

Fuentes: Wikipedia, MAGRAMA, vitivinicultura, Ribeiro.es